Olimpiadas, ¿y después qué?

Desde antaño, las Olimpiadas siempre han venido de la mano de edificios emblemáticos de gran trascendencia mundial. Quien no recuerda el magnífico estadio Olímpico de Frei Otto o incluso el reciente Nido de Pájaro de Herzog & de Meuron. El problema llega después, una vez que han finalizado y la ciudad ha de volver a su estado natural. Y de la noche a la mañana estos iconos pasan a ser olvidados, inútiles, e incluso odiados, ya que en algunos casos no sólo no sirven para albergar ningún uso, sino que además suponen una importante sangría de dinero para la ciudad.

Ya ha transcurrido más de medio año desde las pasadas Olimpiadas de Londres y es un buen momento para echar la mirada atrás y ver si se cumplieron las promesas que se hicieron en su día. Londres se postuló como los juegos más  sostenibles y verdes de la historia: habría una fuerte apuesta por la reutilización y la arquitectura desmontable, a la vez que se mantendrían algunos de sus edificios más importantes. De antemano aviso que estas promesas parecen estar haciendo agua pero ya iremos viendo como se desarrollan.

Antes de nada repasaremos algunos de los mayores desastres de edificios post-olímpicos y para luego entrar más en detalle a los edificios londinenses.

Richmond Olympic Oval / Olimpiadas de Invierno Vancouver 2010

Un magnífico edificio con unos materiales sostenibles que siguen como el primer día, y sin embargo, 3 años después sigue sin encontrar un uso que albergar.

olympic_oval_140210_02

Nido de Pájaro / Olimpiadas de Pekín 2008

Otro edificio que le pasa lo mismo que al anterior, magnífico pero incapaz de albergar ningún uso post-olímpico.

nido

Montreal Olympic Stadium / Olimpiadas de 1976

Se conoce como “the big O”, o lo que es lo mismo “the big Owe” (la gran deuda) por su astronómico coste que tardaron muchos años en devolver. Hoy por hoy, sin uso.

video-and-film-locations-montreal-Olympic-Stadium-corporate-video-productionEstos son sólo algunos de los ejemplos más sonados y debido a éstos se generó un intenso debate sobre si éstos edificios debían ser concebidos para perdurar o simplemente con un carácter efímero, que desaparecieran tras las Olimpiadas.

Y así llegamos a Londres, último escenario de los Juegos Olímpicos.

olympic-stadium

El primer gran contratiempo llega con el Estadio Olímpico. Aunque la intención original era mantenerlo, parece ser que va a sufrir cambios. Todo depende de quién se haga con el edificio: uno de los postores, el Tottenham Hotspurs quiere derribarlo y construir otro sin pista de atletismo, mientras que el West Ham, el otro postor, quiere reducir el número de asientos de 80.000 a 60.000 pero manteniendo la pista olímpico. Quebradero de cabeza a la vista, ya veremos como acaba.

Centro_acuatico_Zaha_Hadid_Olimpiadas_Londres

Otro de los edificios que dará que hablar es el Centro Acuático de Zaha Hadid. Ya desde el primer momento generó controversia, puesto que inicialmente iba a costar £75 y resulta que acabó costando £268 y subiendo. Los más optimistas dicen que se convertirá en un centro nacional de natación y además estará abierto al público, mientras que otro sector cree que solo servirá para derrochar dinero.

También podría meterse en el lote el Broadcasting Center, edificio que se pensaba vender a compañías de televisión o similares, pero de momento no hay comprador. Corre también el riesgo de tener que ser derrumbada.

No obstante, de todo lo malo siempre hay algo de bueno y sí que ha habido alguna actuación exitosa hasta el momento. En primer lugar tenemos el Velódromo, que se convertirá en un centro de ciclismo para el Eastway Cycling Club, un gran complejo que dispondrá de un circuito de carretera, otro de mountain bike y otro de BMX.

Velodromo-Londres2012-1

El otro gran éxito es el campo de baloncesto, construido mediante un sistema llamado flat-pack que hace muy fácil su desmontaje. Así, se desmontará por completo y se venderá a Brasil para ser utilizado en las Olimpiadas de 2016.

Basketball Arena Aerial_101110_141

Por todo esto yo diría que la apuesta de Londres no ha sido del todo mala, tiene cosas positivas y negativas, como todo. En mi opinión, aún hemos de esperar un poco más para ver como se resuelve el futuro tan incierto de estos edificios.

Sí que me gustaría acabar diciendo que quizás sea prácticamente imposible augurar si la futura vida de un edificio olímpico funcionará o no, pero por lo menos veo un gran avance respecto a anteriores ediciones, vamos aprendiendo de nuestros errores y por ello soy optimista de cara a futuras olimpiadas. No podemos permitirnos el lujo de encontrarnos con unas cargas de lo más absurdas, las cuales son inconcebibles en estos tiempos tan difíciles.

Anuncios

Una respuesta a “Olimpiadas, ¿y después qué?

  1. Es cierto lo que dices tú, creo que el modelo actual de las Olimpiadas que se han convertido en una fanfarroneada increíble tiene que terminar. Creo que el mejor ejemplo de desplifarar el dinero público serían los míticos JO en Grecia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s