Alhambra (I)

Tras el parón navideño y aprovechando la vuelta a mi ciudad natal, disfrute de una tarde más que didáctica en el conjunto monumental de la Alhambra y el Generalife. He de confesar que hacía tiempo que no le hacía una visita a nuestra maravilla peninsular y tengo claro que siempre que vuelva no se me va a escapar otra cita con “ella”.

Alhambra noche

Hay dos maneras de ver la Alhambra: una desde un punto de vista más general, en el que se disfruta de los tres Palacios Nazaríes y de esos espacios disgregados que terminan en pequeñas joyas de arquitectura en la que la proporción del conjunto es tan importante. El Patio de los Arrayanes o el Patio de los Leones son un claro ejemplo de ello. Espacios monumentales como los cuartos reales con una altura que parece no tener fin gracias a los impresionantes mosaicos que imitan el firmamento.

patio de los arrayanes

patio de los leones

fuente

sala comares

techo sala comares

Continuamente nos imaginábamos como sería la vida en palacio y los paseos por los jardines de la Alhambra y el Generalife. Ya en la Alcazaba, en lo alto de la Torre de la Vela, teníamos una visión sensacional del barrio del Albaycín y del famoso Mirador de San Nícolas. Se oían retumbar los cajones flamencos del Sacromonte que imitaban el paso firme de la batalla ante esa fortaleza que parecía infranqueable. A los pies descansa la ciudad de Granada, tranquila por la atención vigilante de estas piedras centenarias.

alcazaba2

alcazaba1

vistas torre de la vela

La segunda manera de ver la Alhambra no puede ser en una tarde, ni en un día, ni en un mes…en cada visita se descubre algo nuevo, detalles que parecían no estar ahí antes y que solo se consigue apreciar con el tiempo. Impresionantes juegos de luz que parecen conseguidos casi sin querer, otros con toda intención a través de los mosaicos, el barro como material, tan característico de la Alhambra, sistemas de depuración magníficos que consiguen el reflejo tan limpio en el agua y tantas cosas que me quedan todavía por ver y descubrir…

www.alhambradegranada.org

ventana alhambra

ventanas generalife

Y bien reza el dicho:

“Dale limosna, mujer,
que no hay en la vida nada
como la pena de ser
ciego en Granada.”

Anuncios

Una respuesta a “Alhambra (I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s