Espacios enCAJAdos

Siempre se ha dicho que las épocas de crisis agudizan el ingenio, y esto traducido a nuestro “idioma”, el de los arquitectos, puede significar varias cosas: avanzar en aspectos bioclimáticos o medioambientales, optimizar esfuerzos y costes en cuestiones constructivas o bien innovar en el tema de los materiales o diferentes componentes que constituyen los espacios. Y aunque los artistas de los que os voy a hablar hoy no tienen nada que ver con crisis, si es cierto que en parte su manera de afrontar sus obras hacen reflexionar sobre la dualidad que forman originalidad y un presupuesto nulo.

Wolfgang Winter y Berthold Hörbelt se conocieron como estudiantes en la escuela de arte de Cassel, Alemania, donde descubrieron el interés de ambos por realizar arte a partir de objetos cotidianos y de dotar a sus obras de un carácter funcional, no sólo estético. Pronto eligieron como herramientas y objetos de trabajo las cajas de plástico de bebidas. Por un lado tenían un gran componente escultural y arquitectónico, y por otro lado eran objetos habituales en la vida diaria en Alemania: Por un pequeño depósito los clientes podían llevarse las botellas de bebida en estas cajas cómodamente a casa, para después devolverlas y obtener su depósito, y así continuamente. (Las que utilizaban Winter y Hörbelt efectivamente eran retiradas del tránsito de los clientes, pero una vez era desmantelada la obra, si era temporal, las cajas volvían a formar parte de ese ciclo).

Así comenzaron a realizar construcciones temporales y permanentes por todo el mundo obteniendo unos resultados excepcionales: Paradas de autobús, cines, salas de conferencias, salones de té, kioskos, refugios de silencio, o simplemente esculturas que permanecen en su lugar para el disfrute de los visitantes.

Las obras de Winter y Hörbelt siempre han tenido una gran correspondencia con el espacio público y es que nunca han querido dotar a estos espacios de puertas o barreras, les gustaba la idea de que cualquiera estuviera invitado a participar de estos objetos (siempre que tengan mentalidad abierta y pacífica).

“… El mundo está lleno de objetos diversos que tienen más o menos sentido… la caja de botellas es una especie de ánfora del siglo XXI… usted puede obtenerlas casi en cualquier parte… Y si uno abandona los materiales tradicionales de la escultura – como la piedra, etc… – nos parece que la caja de botellas de plástico es una opción totalmente apropiada y perfectamente adecuada. El desarrollo y la implementación de las Casas de cajas es todavía un gran placer para nosotros, sobre todo porque siempre une a las personas, ya sea cuando estamos trabajando con ellas y los visitantes se acercan o cuando otros comentan el resultado final… “

(Winter / Hörbelt, enero de 2011)

Anuncios

Una respuesta a “Espacios enCAJAdos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s