Community

Jeff: I’m saying you’re a football player! It’s in your blood.
Troy: That’s racist!
Jeff: Your soul?
Troy: That’s racist.
Jeff: Your eyes?
Troy: That’s gay?
Jeff: That’s homophobic.
Troy: That’s black.
Jeff: That’s Racist!
Troy: Damn.

Con el permiso de mi compañero bloguero Pablo Fuertes, hoy voy a ser yo el que os aconseje sobre una determinada serie. Y es que, buscando una que se apartara del tono dramático de las que veía, me encontré con Community.  Una de las cosas con las que cualquier serie de televisión sueña es encontrarse en ese punto en el que pueden llegar a hacer lo que quieran, que eso encajará con el estilo de la serie. Es una de las cosas que tiene Community.

Trata de un grupo de estudio en una universidad comunitaria de lo más variopinta, que no se sujeta a ningún tipo de estructura lógica. La única premisa que tiene es hacerte reir, y eso lo consigue de sin problemas. Toca todos los temas polémicos existentes, pero sin inclinarse hacia ningún bando, puesto que cada uno de los integrantes del grupo ( Jeff, Britta, Shirley, Annie, Troy, Abed y Pierce) tiene distinta edad, religión, ideales y formas de ser. Con esta pluralidad se aseguran  no tener problemas con ningún tipo de audiencia, puesto que cada protagonista defiende su postura. Es esto lo que les da plena libertad a hacer lo que les venga en gana.

Con un humor impregnado de cultura pop de los ochenta, la serie rompe todas las barreras existentes para ese tipo de comedias. Que un día quieren hacer un capítulo en el qe son todos zombies, pues vale. Que vamos a ser dibujos animados en stop-motion, no hay ningún problema. Y si quieren que un capítulo entero se base en una absurda pero increíblemente graciosa guerra de paintball, adelante.

Yo no conocía a ninguno de los actores que protagonizan la serie, salvo al profesor de español, el tigre chino Chang, que es el famoso chino mafioso de “resacón en las Vegas”. Y sí que debo de decir que los dos primeros episodios los ví con ese miedo que se tiene cuando empiezas una nueva seria, sabiendo que será muy difícil que llegase a engancharme. Pero llegado al cuarto capítulo no puedes parar. Los comentarios racistas y anticuados de Pierce, que es el más viejo del grupo con diferencia; el empeño de Britta de ir en contra de cualquier sistema, la increíble capacidad de Jeff para manipular a toda la gente del grupo y ser su líder; la forma en que Shirley defiende sus ideales, la locura de Annie por ser siempre la mejor; Troy y Abed, que son los dos jóvenes del grupo y que no paran de hacer todo tipo de cosas absurdas en las tres temporadas que tiene la serie. Éstos dos tienen siempre el cierre de los episodios con momentos estelares que nunca defraudan.

“Troy and Abed in the mooooooooorning!!!!!!!”

Como recomendación para ver esta serie sí que estaría bien tener cierta cultura cinematográfica y de series de televisión, puesto que en todo momento se hacen menciones o “gags” a cualquier tipo de película o programa de televisión. Incluso se parodia a sí mismo como serie, viéndose como si fueran una propia sit-com.Y aunque tenga un humor un poco irreverente, tambíen hace mucho esfuerzo por valorar la amistad que existe entre los miembros del grupo y, con la relación que tienen con los demás, van mejorando como personas.

“Mola, mola mola mola.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s