Porque somos jóvenes arquitectos

Aunque aun queden unos meses, al menos para mí y algunos de mis compañeros, lo tengo que decir. ¡Se acaba la carrera amigos! Los increíbles años de universidad van llegando a su fin cuando más los estamos disfrutando…puede que por eso siempre vayan a quedar en nuestra memoria como un recuerdo imborrable. Como unos recuerdos platónicos, donde todo lo malo se olvida pronto y sólo guardamos los grandes momentos.

Esto da paso a una nueva etapa, el panorama ahora cambia para nosotros, se abre un mundo enorme, lleno de posibilidades, pero que a la vez asusta. Se ve todo tan grande y hace un frío fuera….con lo calentito que se está en la burbuja de la uni, que aunque de vez en cuando alguno reciba unos gritos por no saber donde está la entrada a tu proyecto, ya se sabe que en esta burbuja la cosas suelen salir bien.

Llega el momento de tomar la segunda decisión en esta vida, después de aquel “maldito” momento que decidimos estudiar arquitectura y convertirla en nuestra forma de vida.

Aquí o allí, en nuestra ciudad de origen o a 10000 kilómetros de distancia, pero todos encontraremos nuestra oportunidad. Quizás no todos terminemos construyendo, pero encontraremos lo que nos hace feliz, porque un arquitecto no es capaz de parar si sabe que puede conseguir algo mejor (y esta es la explicación a las noches interminables sin dormir, por si alguno de fuera del gremio seguía sin entenderlo)

Algunos decidirán marcharse, en busca de la aventura y de promesas de éxito en otros países. Otros aprovecharán las oportunidades que aparezcan en estos tiempos complicados, y otros arriesgarán emprendiendo y buscándose las castañas por su cuenta.

Lo que no le faltará a nadie es la ilusión, porque somos arquitectos, y puede resultar exagerado, pero vivimos para hacer feliz a la arquitectura, una amante bastante exigente que requiere de una atención constante.

Porque somos jóvenes y estamos preparados, porque como se ha dicho, la arquitectura es una forma de vida, es nuestra forma de vida y la sociedad que nos rodea necesita de las virtudes, el perfeccionismo y la ilusión por hacer algo grande que tenemos los arquitectos.

El contexto cambia, pasamos de nuestra pequeña burbuja de universidad, a un mundo entero en el que parece no haber un hueco para nosotros. Pero no hay que tener miedo, tenemos la energía propia de nuestra edad y somos ambiciosos. Con una formación en muchos campos de la que carecen los arquitectos ya reconocidos y con experiencia. Se nos necesita en este mundo, porque como todo, la arquitectura cambia, unas veces para bien y otras da unos pasitos atrás para coger impulso, pero somos nosotros los que vamos a seguir con el cambio, los responsables del futuro. Porque podemos tener un papel importante, y a veces somos tratados con discriminación por nuestra falta de experiencia, trabajando jornadas eternas, sin cobrar ni un euro… ingenuos de nosotros que lo hacemos sólo por amor al arte.

Se acerca el momento de tomar alguna decisión, los nervios y el miedo a lo desconocido están ahí, pero es hora de empezar a demostrar que estamos preparados para hacer algo grande. No olvidemos que somos jóvenes ARQUITECTOS, y esto no se limita sólo a nuestra profesión.

Si quieres compartir tus ideas, puedes escribir también en twitter @blog_arq @XGarciaZ

Anuncios

2 Respuestas a “Porque somos jóvenes arquitectos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s