La arquitectura japonesa y F.L.Wright

Personalmente creo  que la arquitectura japonesa tradicional es extraordinaria, en su variedad y su simpleza, en el delicado balance entre su mundo interior y su relación con el exterior. Lamentablemente, no hay mucho escrito en español sobre ella. Aquí no pretendo hacer un recorrido por su historia sino intentar dar una visión de aquellos aspectos que la caracterizan y su influencia en la arquitectura occidental.

Para comprender muchos de los aspectos de la arquitectura japonesa intentare fijarme en Kioto y en su situación geográfica. La ciudad de Kioto se encuentra rodeada de montañas, lo que si bien la protege de tifones, le da escasa ventilación convirtiendo sus veranos en una tórrida, húmeda y sofocante experiencia. Esto obliga a incluir en las construcciones  una serie de elementos y espacios que permiten ventilar los ambientes y tener una estadía placentera en verano. Lamentablemente, el criterio japonés es “en invierno uno puede cubrirse con mucha ropa, mientras que en verano no hay nada qué hacer”, por lo que las casas, de paredes delgadas, dobles alturas y jardines interiores, están preparadas para el verano, pero son demasiado frías para el invierno.

De esta concepción nace la esencia de la arquitectura japonesa, empezando por su estructura y acabando por su relación con la naturaleza. A la hora de entender las peculiaridades de las casas japonesas es importante saber que la casa tradicional japonesa no tiene designada una utilidad para cada habitación a parte de la entrada, cocina, baño y aseo. Así que cualquier habitación puede ser sala de estar, comedor, estudio o dormitorio (por supuesto sin camas, en su lugar con futones). Esto es posible porque todos los muebles necesarios son portátiles, siendo almacenados en el oshiire. Es importante saber que para los japoneses, la sala de estar se expresa como  “espacio” de vida. Esto es porque el tamaño de la habitación puede ser cambiado alterando la disposición de los divisores.

En cuanto a la estructura de las casa tradicionales japonesas se basa en una retícula de pilares de madera que facilita la relación entre las estancias, posibilitando dividir las estancias por el ya famoso shōji, las paredes correderas de papel que permiten el paso de luz. Además hacen posible la que probablemente sea la cualidad más definitoria de la arquitectura japonesa, es difícil definir donde empieza lo construido y donde comienza el jardín, interior y exterior están claramente  interconectados. Aunque estemos hablando de arquitectura y no de jardines, recordemos siempre que la fusión que se produce entre la casa (o el templo, el palacio o la cabaña del té), el jardín y el paisaje esta mediatizada justamente por la arquitectura.

Wright manifestó en muchas de sus obras una anhelada conexión con la naturaleza circundante.El propugnaba la arquitectura orgánica, una arquitectura sin estilo que “surgía” con el entorno. En esa relación que entabla la obra con el paisaje podemos vislumbrar la influencia japonesa aunque Wright negó tal influencia, pese a manifestar en varias oportunidades su admiración por Japón y su arte.

“Japón aparece ante mí como lo más romántico y artístico, el país más inspirado en la naturaleza de todo el planeta. Si las estampas japonesas fueran sacadas de mi educación, desconozco que dirección pudo haber tomado”

F.L.W., Autobiografía

Wright hizo varios viajes a Japón, en el primero de ellos conoció el arte del Hiroshige, inspirado claramente en la naturaleza, lo que despertó algo en su interior que le recordó a su infancia en la pradera. Ese mundo determinaría su primer arquitectura, la de las.Prairie Houses o casas de la pradera.

“Vivimos en la pradera. La pradera tiene una belleza muy característica. Nosotros debemos reconocer y acentuar esta belleza natural, su tranquila extensión. De ahí los tejados de ligera pendiente, las pequeñas proporciones, las apacibles siluetas, las chimeneas macizas, los saledizos protectores, las terrazas bajas y los muros adelantados que limitan pequeños jardines”

F.L.Wright 

Resultan llamativas las coincidencias con la arquitectura tradicional japonesa. Aunque propia de una geografía montañosa, en ella se expresa la preferencia por la horizontalidad, la suave pendiente del tejado, las pequeñas proporciones, la simpleza de los materiales, los largos aleros, la tenue luminosidad interior, los muros bajos que encierran a pequeños jardines.

Si las casas de la pradera se distinguían por su línea horizontal que continuaba la del terreno, la casa de la cascada se convierte ella misma en cascada arquitectónica. Participa activamente del paisaje, el proyecto no trató simplemente de disimularla para que se pierda o se funda con su entorno, sino que por el contrario, fue “esculpida” para que se convierta en su principal protagonista pero en completa articulación con la naturaleza.

“…una casa no puede estar sobre la loma ni sobre nada. Debe estar saliendo de la loma; debe pertenecer a ella.”

F.L.Wright

La casa fue diseñada de tal manera que se puede escuchar el sonido del agua desde cualquier punto del interior. Esa percepción auditiva junto con la refrescante sensación, es una forma de introducir el exterior, a la vez que amplia la percepción del espacio. Un fenómeno similar se da con las cascadas (reales) que se encuentran cerca de los pabellones de los jardines del Kinkakuji y el Ginkakuji. Están situadas a la distancia exacta del pabellón en donde el rumor del agua puede escucharse sin que moleste.

Wright comprendió que interior y exterior no podían comprenderse como entidades separadas, y mucho menos en confrontación. La casa se continúa en el jardín y el jardín en la casa.

Si alguien quiere profundizar en la relación existente entre F.L.Wright y la arquitectura japonesa puede visitar la página que tomé como base para la redacción del artículo: https://sites.google.com/site/eljardinjapones/el-jardin-japones-y-su-influencia-en-occidente/la-arquitectura-japonesa-y-f-l-wright

De la misma forma os invito a leer acercade la relación de Richard Neutra con la arquitectura japonesa en la misma página: https://sites.google.com/site/eljardinjapones/el-jardin-japones-y-su-influencia-en-occidente/la-inspiracion-japonesa-de-richard-neutra

Anuncios

2 Respuestas a “La arquitectura japonesa y F.L.Wright

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s