“Habría que matarlos”

Pena de muerte a los arquitectos. Es lo que piensa Esperanza Aguirre. Y es que a la presidenta de la Comunidad de Madrid le debe horrorizar tanto la arquitectura contemporánea, como la obra de Paredes-Pedrosa, que desea nuestro fin.

Puedo llegar a entender que, en algunos casos, no te pueda llegar a emocionar o gustar una obra o un edificio construido. Es evidente que cada uno tenemos nuestros gustos y nuestra forma de ver la arquitectura. En este caso, nos encontramos la obra de los arquitectos españoles. Un edificio discreto, sencillo, sin muchas ganas de llamar la atención de la zona. Puede que a Esperanza no le haya gustado ( es libre de pensar lo que quiera, eso está claro), pero de ahí a decir semejantes sandeces sobre el segundo oficio más antiguo que existe, pues no le encuentro razón alguna.

Es duro encontrarse en una situación laboral como en la que estamos ahora mismo en España y tener, además, que escuchar críticas tan demoledoras como ésta. Siempre he pensado, desde que era pequeño, que la profesión de arquitecto era muy respetada por la sociedad en la que vivía. Ahora que acabo la carrera soy un pobre desgraciado en paro y humillado por autoridades políticas.

Y es que nuestra obra, la de los arquitectos, permanece en el tiempo. Pues espero, señora presidenta, que nuestros edificios perduren más que vuestros legados en la política española, que tan mala imagen tiene ahora en todo el mundo. No somos los únicos que dejan huella en España, aunque la nuestra sea física. Ustedes dañarán más la imagen de este país que un millar de edificios del señor Calatrava.

Anuncios

3 Respuestas a ““Habría que matarlos”

  1. Gran parte de la crisis ha sido el despilfarro en faraónicas obras en las que se realizaban muchos arquitectos, a costa de los ciudadanos. Y el juego sucio que os habéis traído políticos, arquitectos y constructores.
    En cuanto a la imagen internacional por nuestros políticos, puede ser una de las políticas mejor valoradas…
    Estas palabras se han sacado de contexto, para hacer leña de una grande; una pena que algunos les sigáis el juego a los de la sexta y compania…

    • Me parece que si descontamos a Calatrava, que mejor ni nombrarlo, no recuerdo muchas obras “faraónicas” llevadas a cabo por arquitectos españoles. Sin embargo se me hace eterna la lista de arquitectos extranjeros que vinieron aquí, atraídos por la ambición de un político irresponsable, que quiso construir el Guggenheim que exaltara su mandato.
      Me parece que este artículo no da leña por ningún lado a Esperanza Aguirre, puede ser una de las políticas mejor valoradas, pero eso no quita para que se metiera un gran patinazo. Además, se dice claramente que es libre de opinar lo que quiera, simplemente se valora lo sucedido y se defiende la imagen del arquitecto. Una víctima más de todo esto, y a la que es muy sencillo cargar el muerto. ¿O a estas alturas aun seguimos creyendo que todo lo que está pasando es sólo por culpa del mercado inmobiliario? Por no decir que el 99% somos unos muertos de hambre.
      ¿Y que las palabras se han sacado de contexto? El contexto no tenía nada que ver con la arquitectura, así que por favor que alguien me explique a qué vino todo esto.
      Y lo de la sexta, eso cada uno sabrá, es una buena cadena para ver el fútbol los sábados por la noche y alguna serie, pero poco más…

  2. Totalmente de acuerdo con Kepa. Indignante. Una metedura de pata así debería significar dimisión inmediata, por muy presidenta que sea. Pero la peor la actitud chulesca y prepotente ante sus esbirros (alcaldes, conejeros, e tc.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s