Black Mirror

Después de haber visto The Killing o Homeland ninguna serie había conseguido engancharme. Lastima que sólo sean tres capítulos de cuarenta, sesenta y cincuenta minutos respectivamente, eso sí, ideal para ver en una tarde. Desde mi punto de vista no debería tener el apelativo de serie ni tan si quiera de miniserie, ya que los capítulos son de carácter autoconclusivo y sólo tienen en común las nuevas tecnologías. Sin embargo, os aseguro que no va a dejar indiferente a nadie.

Charly Brooker nos trae uno de los experimentos televisivos más interesantes de los últimos años: una sátira del mundo en el que vivimos, tan negro como las pantallas de nuestros smartphones y ordenadores que tan inteligentemente hace referencia el título.

En ‘El himno nacional’ el secuestro de la princesa de Inglaterra pone es serios problemas al primer ministro, ya que el pago por el rescate le atañe personalmente…Una crítica al poder, al abuso y al maluso de las redes sociales.

En ‘15 millones de méritos’ el foco se centra en un grupo de personas cuyo único objetivo en la vida es pedalear sobre una bicicleta estática para acumular créditos canjeables en bienes (virtuales) de rápido consumo o en una participación en el reality show parecido a Factor X, su máxima aspiración.

En ‘Tu historia completa’ nos cuentan la historia de una pareja. Los protagonistas son capaces de almacenar cada experiencia de sus vidas gracias a un chip incrustado en sus cabezas, pudiendo acceder a ellas y compartirlas en cualquier momento.

Contaros mas sería destrozar esta trilogía. Esta claro que las series están adquiriendo mucho protagonismo, incluso más que muchos trabajos de Hollywood. La gente sigue tantas series que a veces no tiene tiempo de ver una buena película, y lo prefiere así. Pocas son las series que inciten al  espectador a pensar y reflexionar sobre un tema, muy pocas van más allá; esto no es una historia épica con intrigas, sólo tres reflexiones sobre a dónde vamos (eso sí, con muy mala leche). Un experimento poco frecuente en nuestras pantallas que, quizás sean ya nuestros espejos negros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s