Arquitectura de lujo

Me picaba la curiosidad, me imagino que como a todo arquitecto, de qué sería posible hacer o que seríamos capaces de hacer con un presupuesto “ilimitado” en un proyecto que nos encargasen. Estoy cansado de escuchar que la arquitectura de ricos, o más bien, para ricos sea una arquitectura desprestigiada y criticada desde nuestra profesión. No hay que olvidar que el arquitecto construye para clientes de acuerdo, claro está,  desde unos principios del propio arquitecto. Y es ahí donde viene la dificultad y los límites de esta arquitectura.

Pienso que no debe ser fácil hacer un proyecto de este tipo, sin limitaciones. Recuerdo en los primeros cursos de proyectos donde no teníamos límites, donde construíamos sin gravedad. Personalmente eran los proyectos que más me costaban, no me encajaban, no había donde empezar, como agarrarse, por que hacía esto y no lo otro, y con que material…

He buscado sobre este tema y he encontrado algunos proyectos que de una forma u otra me ha llamado la atención.

El primero de ellos tuve la ocasión de conocerlo a través de su autor en una de las últimas conferencias del curso pasado en la ETSAUN. Una conferencia dada por el arquitecto Carlos Ferrater, en la que nos habló de su obra en la que incluía, entre otros proyectos, la Casa AA.

La casa responde a unas reglas geométricas básicas, tan sencillas que en ellas radica la potencia del proyecto.

Una red ortogonal de 7 x 7 m sobre la que se superponen las diagonales de la misma construye, a modo de pentagrama musical, la base sobre la que se apoya la composición del proyecto. Las diagonales a 45º son las generatrices de las dilataciones que sufre la cubierta, lucernarios en unos casos y dobles alturas en otros; generando una topografía artificial que se eleva sobre la del terreno.

De esta manera, el programa se desarrolla a cota con el jardín en relación directa interior-exterior, donde se ubican salas, salones, biblioteca, comedores, cocina, habitación principal y suites de invitados; todos ellos ligados visualmente a través de largas perspectivas veladas por vidrios, celosías y paneles móviles.

Otro proyecto que me llamó la atención en mi búsqueda por internet fue La Boyita una residencia de 600m2 situada en Punta del Este (Uruguay), del estudio Martín Gómez Arquitectos.

El proyecto consta de cinco bloques y un bloque principal con un salón-comedor con las mejores vistas al mar y hacia la piscina, totalmente protegida del viento, ya que se coloca en el centro del proyecto. Los otros bloques contienen un área de servicio y otros bloques de habitaciones. Esta independencia es crucial para hacer que sus huéspedes tengan la sensación de estar en solo en un hotel. Las galerías de estos bloques de hormigón terminan creando la idea de las salas de estar al aire libre y dan lugar a una transición fluida entre el interior y el exterior, con fantásticas vistas panorámicas. ¿A quién no le gustaría disfrutar de esta terraza?

Si conoces alguna que te haya llamado la atención especialmente, ¡Cuéntanos!

@IgnacioFdzAlons  @blog_arq

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s