Spomenik, ¿Propaganda o pura belleza?

Petrova Gora, Kosmaj, Tjentište, Kruševo… Palabras desconocidas para la inmensa mayoría de la gente, de un idioma desconocido y probablemente imposible de intuir que tienen en común. Pero, sin embargo, hubo una época en la que tenían una gran importancia, fueron referentes de un país bajo un régimen socialista, la antigua Yugoslavia.

Quizás con la intención de mostrar al mundo  que la máquina socialista avanzaría firme hasta llegar a conquistar incluso el espacio, como una muestra de la fuerza y la confianza de la república socialista, en los años 60, el presidente Tito encargó la construcción de unas piezas que cuando se vieran más que provenir del pasado pareciera que podian provenir “de un futuro más cósmico que el nuestro”. Combinando materiales como el acero y el hormigón parece que se ha conseguido materializar la utopía.

Las piezas se construyeron en lugares con un alto poder simbólico, en lugares en los que se asentaron campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial, en escenarios de cruentas batallas, etc.  Allí se erigen estas piezas como obras abstractas que más que reales parecen sacadas de alguna película de ciencia ficción.

Monumentos abandonados, viejos vestigios de una nación ya disuelta, hoy son pasto de la vegetación, muchos de ellos abandonados a su suerte, dispersos por el territorio, casi desconocidos y muy deteriorados. Y es que cuando la república yugoslava se disolvió a principios de los 90, estos monumentos fueron abandonados, desatendidos por Croacia, Serbia, Eslovenia, Bosnia y Herzegovina, etc.

Estas obras, visitadas multitudinariamente en el pasado, hoy no serían conocidas sin la pasión mostrada por un fotógrafo, Jan kempenaers que dedicó tres años de su vida, del 2006 al2009, a recorrer los países que componen la antigua republica yugoslava en busca de estas piezas con el fin de documentarlas. Muestra de su trabajo es el libro titulado como este post, Spomenik.

Ahora cabe preguntarse, ¿Pueden ahora, desprovistos del simbolismo original, convertirse en esculturas, en melancólicas obras de arte?

Anuncios

Una respuesta a “Spomenik, ¿Propaganda o pura belleza?

  1. muy bellos ojala los arreglen y les dediquen tiempo, independientemente de lo que representan como obra de arte simbolo de una nación de un pueblo pujante y lleno de grandes cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s