Experimentos que acaban siendo obras maestras

Lo que comenzó siendo un experimento allá  por los años sesenta, para el arquitecto Francisco Javier Saenz de Oíza, acabo siendo sin lugar a dudas una de sus mejores obras. Torres Blancas marcó un antes y un después en la arquitectura española.

No hace mucho tuve la oportunidad de colaborar en una investigación sobre este edificio, y me llamó la atención la poca documentación gráfica precisa que existe, y es esto lo que me ha llevado a publicar este post.

No voy a explicar los motivos por los que se llevó a cabo el proyecto, ni el contexto histórico en el que se desarrolló, pues creo que es fácil encontrar esa información en internet. Sin embargo intentaré explicar su funcionamiento y mostrare alguna planta precisa del proyecto.

El edificio Torres Blancas , es de 1961, y las obras se prolongaron desde 1964 hasta 1969. Tiene 71 metros de altura en los que se reparten veintiuna plantas, de tres tipologías diferentes,(duplex, vivienda en una planta y apartamentos), más dos plantas adicionales en lo alto del edificio. Una de las plantas intermedias está reservada para las instalaciones generales y en la azotea hay una serpenteante piscina. La estructura del edificio es de hormigón armado, careciendo de pilares.

El funcionamiento del edificio es algo complejo. Es preciso señalar, que en la época que se proyectó era frecuente tener personal de servicio. Esto lleva a Saenz de Oiza a pensar el edificio de manera que nunca se encuentre el propietario de la vivienda con el personal de servicio, por lo que podemos ver en la planta, dentro de una misma vivienda, dos partes diferenciadas, y además, tienen accesos diferenciados a lo largo de todo el edificio. Hay un núcleo de comunicación principal, que consta de una escalera en espiral y dos ascensores; y un núcleo para el servicio, que tiene de un ascensor y una escalera en espiral, que nunca desembarcan en la misma planta.

Se podría dividir el edificio en tres partes:

La primera, que comprende las nueve primeras plantas, contiene dos tipologías, duplex y vivienda en una planta; este esquema se repite en toda la primera parte y se desarrolla de la siguiente manera: El acceso principal está en la primera planta, donde se desarrollan las estancias principales de la vivienda en duplex, y la cocina en la parte de servicio. En la segunda planta se desarrollan las estancias de la vivienda duplex y tiene lugar el acceso de servicio tanto para la vivienda duplex, como para la vivienda de la planta superior, a la que accede mediante unas escaleras. En la tercera planta se desarrolla la vivienda en una planta.

La segunda, que comprende las 9 siguientes, contiene solo una tipologia de vivienda en una planta, pero qué continua el esquema anterior. En la décima y duodécima planta se encuentran los accesos a las viviendas, (desde la duodécima se accede tanto a la vivienda de esa planta como a la de la planta inferior, mientras que desde la planta undécima accede el personal de servicio a las tres viviendas, aquí tiene lugar unos de los pocos “peros” que se le pueden poner al edificio, ya que el propietario de la planta undécima accede a su vivienda a través de una escalera, mientras que el personal de servicio lo hace por la misma planta de la vivienda, pero Saenz de Oiza estuvo “condenado” a su idea de no mezclar la circulación del propietario y del personal de servicio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La tercera parte contiene las tres plantas de apartamentos que hay en el edificio que son la decimonovena, vigésima y vigésimo primera planta. Hay ocho apartamentos por planta que no contienen vivienda de servicio debido a su superficie más limitada pero cuentan con una zona de cocina y lavandería.

En las dos últimas plantas de edificio se desarrollan las zonas de restaurante y piscina. Hay que destacar que todo el edificio cuenta con un servicio de montacargas a través del cual, pueden pedir la comida al restaurante, y comer en casa sin necesidad de cocinar ni moverse de su vivienda, de esta manera se soluciona el día libre que solía tener el personal de servicio o cualquier antojo de los propietarios, sin lugar a duda un servicio que pocos edificios contemporáneos contienen, en otras palabras, un lujo al alcance de pocos.

Si todavía alguien se pregunta por qué este edificio y su arquitecto tienen tanto reconocimiento en influencia en la arquitectura española, les invito a que vayan a visitarlo. No les defraudará.

Anuncios

Una respuesta a “Experimentos que acaban siendo obras maestras

  1. Hola muy buenas! Me fascina esta obra maestra de Saenz de Oiza y la he escogido para hacer un trabajo sobre sus instalaciones, pero para lo cual necesitaría el dwg del edificio, o al menos de alguna de sus plantas tipo. Si pudierais facilitarme este documento u otro similar estaría eternamente agradecido.
    Buen artículo, un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s