ACCESIBILIDAD UNIVERSAL

 “ Avanzar hacia un país inclusivo y moderno, que otorgue a todos iguales oportunidades de cumplir metas y aspiraciones personales: un desafío a la arquitectura, urbanismo, programas y proyectos públicos a incorporar las condiciones necesarias para que nuestras ciudades, edificios, plazas y parques tengan posibilidades de acceso y uso para todos sus habitantes”.

 

Hace unos días se celebraron las V Jornadas de Accesibilidad Universal, en la Universidad de Navarra. Se abordo la accesibilidad desde diversos puntos de vista, medios de comunicación, tecnología, y arquitectura. Es en esta última en la que se hizo especial hincapié en estas jornadas.

 Lo que se pretendía en estas Jornadas era concienciarnos de un problema presente y pasado en la arquitectura.

 Los ponentes nos ponían en situación: todos somos personas discapacitadas, unas son discapacitados potenciales, me refiero a las personas que necesitan silla de ruedas, ciegos, o con alguna discapacidad física, y las personas con discapacidad temporal como mujeres embarazadas, los adultos mayores, las personas obesas, madres con coches de niños pequeños, las personas que tienen alguna lesión temporal (un esguince, por ejemplo), los niños, etc.

Pues este no es un tema reciente en 1947 Le Corbusier publica en el marco del IV Congreso Internacional la Carta de Atenas, en la cual  describe las funciones urbanas, habitar, trabajar, recrearse o desplazarse; estas funciones están relacionados con la accesibilidad urbana, la ciudad propiamente dicha, el disfrutar de la ciudad, es decir el ser ciudadano.

 

La accesibilidad es un término que se refiere al nivel de acceso que tienen las personas en determinados aspectos sin importar las capacidades físicas y mentales de las mismas. El objetivo de la accesibilidad es crear las condiciones necesarias para que las personas con cierta incapacidad realicen actividades que pueden realizar las que no tienen dichos obstáculos.

 La vivienda es un elemento fundamental en la vida de cualquier persona. Goza de gran importancia por ser el espacio donde la persona crea su propio ambiente y desarrolla sus relaciones interpersonales más cercanas. Pero no todas las viviendas son iguales. Una vivienda accesible garantiza la autonomía, la seguridad, la dignidad, el confort y el ahorro de tiempo, no sólo de las personas que la habitan, sino también de aquellas que la visitan, algo en que se hizo hincapié en estas jornadas. Una persona con discapacidad, además de encontrar una casa adecuada a su situación, debe poder acudir a cualquier reunión familiar o de amigos sin dificultad, lo que sin duda contribuirá a su plena integración social.

Así, toda arquitectura tiene que estar pensada para todos. Y no por ello debe de ser una arquitectura mediocre, sino en una arquitectura con un nuevo enfoque, estudiando la accesibilidad desde un principio.

@IgnacioFdzAlons @blog_arq

Anuncios

3 Respuestas a “ACCESIBILIDAD UNIVERSAL

  1. A los que no la conozcan les recomiendo estudiar la “Maison à Bordeux” de Rem Koolhaas. Una casa para un discapacitado en la q ‘kolas’ plantea una gran plancha en medio de la casa que sirve como núcleo de comunicación para esta persona y que implica que una planta sólo se encuentra completa cuando él está ahí y por tanto la plancha que rellena ese espacio de por si vacío.

    Os dejo el trailer del documental sobre esta casa en el cual la explican a través de señora que se encarga de las labores del hogar:

  2. Y haciendo honor al titulo del post y a los organizadores del evento, teneis esta, que es su pagina web: http://www.accesibilidaduniversal.org/

    He de decir que, si tuvieramos una sociedad menos ocularcentrista y trabajaramos el tema de la percepción global con los 5 sentidos, la ausencia de uno, a nivel total o parcial, permanente o temporalmente, no seria cuestión de problema.
    Por poner un simil gastronómico-a modo de última croqueta- estamos oyendo que la cocina actual vuelve a su origen, a su esencia y al gusto de comer no solo por los ojos sino disfrutando de esos sabores/olores de antaño, esas texturas-crujientes, melosas- pero mas saludables. Si os fijais solo con el comer ya he hablado de la vista, olfato, gusto, oido,tacto y vista…
    Si se puede con la gastronomía, ¿qué no podremos hacer con la arquitectura?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s