Estudio Arquitectura…..y duermo!!!!!!!!

Cuenta la leyenda que para estudiar arquitectura es necesario estar preparado para noches largas, noches de trabajo, en definitiva, “noches sin dormir”.

Las escuelas de arquitectura (generalizo porque me gusta pensar que hacemos lo mismo que en otras universidades de todo el mundo), por lo general, evalúan a sus alumnos a través de trabajos, y no exámenes. En asignaturas como proyectos tienes un margen de tiempo en el que debes entregar todo tu trabajo en un sólo día, siendo éste entregado el objeto de tu calificación. Esta “libertad” a la hora de planear la entrega suele acabar en una horrible verdad: ¡NO DORMIR LA NOCHE DEL JUEVES!.

Es cierto que el hecho de sufrir estas ausencias de sueño nos da cierto valor respecto a otras carreras, incluso hay quien no puede dejar de fardar con la premisa de trasnochar un número alto de noches durante la carrera. Parece que si acabas un proyecto de seis meses y la última noche no te quedas de empalmada, ese proyecto ha sido un paseo. Eso sí, quédate la noche antes trabajando sin dormir y habrás sido el héroe que pudo con semejante entrega.

La verdad es que me parece una CHORRADA increíble. No digo que no he tenido que pasar por ello, porque a veces he pasado noches sin dormir para los trabajos, pero a la vez que pasan los cursos te vas dando cuenta de la importancia que tiene dormir bien, sobretodo en las semanas de entrega. Y ojo, que dormir bien tampoco significa 10 horas de sueño, pero nunca menos de 5 horas, puesto que entras sino en una dinámica de cansancio durante los días previos a la entrega que no te permite rendir al máximo.

Pienso que es mucho más productivo irte a la cama a las dos o a las tres, despertándote luego sobre las ocho para seguir trabajando a tope. Y con estas horas de descanso, ese trabajo lo haces mucho más rápido y mejor que pareciendo un zombie que no ha dormido ni un solo minuto.

Y no es un problema que nos afecta antes de la entrega, puesto que los días siguientes a tal machada uno parece que no vive en este mundo. Duermes 12 horas seguidas el día siguiente que te descolocan completamente de los horarios normales, y además no alcanzas el estado de descanso ideal en el que debes estar. Las horas perdidas de sueño no se recuperan jamás.

Por eso mismo debemos desmontar el mito de que los arquitectos no duermen, y no porque no sea verdad, pero es una verdad que tenemos que cambiar por nuestro propio bien, para rendir más y vivir mejor.

Lorenzo Hurtado nos suele comentar que dormir poco rebaja de manera radical las horas que vamos a vivir durante nuestra vida. Si seguimos con el rollo de trabajar por las noches…. ¡¡perdemos horas de vida por un tubo!!. También suele comentar Lorenzo que esto no será un problema para Fernando Zaiter, que siguiendo esa misma lógica es posible que viva unos 200 años.

En conclusión, si te falta una semana para entregar, no hagas el moña hasta el jueves por la noche e intenta dormir unas cuantas horas diarias. Tu salud y tu proyecto lo agradecerán.

Anuncios

4 Respuestas a “Estudio Arquitectura…..y duermo!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s