En busca de la Gran Manzana

 Fue hace ya un par de veranos cuando aterrizamos en el aeropuerto de Newark…

 Llegamos por la tarde a los apartamentos, muy cerca de Times Square, dejamos las maletas y fuimos a dar una vuelta. Nueva York de noche es impresionante. Era fácil distinguir a los turistas de los residentes. Ahí, bajo una nube de edificios, nos encontrábamos admirando la talla de la capital mientras a ras de suelo se vivía con gran celeridad.

 Nueve días teníamos delante para descubrir esta inmensa ciudad. Son muchos los lugares y edificios que hay que ver. Comenzamos por ver las zonas más conocidas de la gran manzana. Subimos los 381 metros del Empire State, hasta la azotea, en uno de sus 73 ascensores, y una vez en lo más alto de Nueva York pudimos ver una de las puestas de sol más impresionantes de mi vida.

 Fuimos a la zona financiera en Downtown, y desde allí cogimos el ferry hasta Staten Island pasando por delante de la estatua de la libertad. Nos dijeron que Staten Island no tiene demasiado interés, así que nos volvimos en el mismo ferry de vuelta. Nos pasamos la mayor parte del viaje moviéndonos a pie, porque realmente merece la pena disfrutar de esa gran inmensidad. Aunque es cierto que puede llegar a abrumar en algunos momentos. Si es el caso, el transporte público es muy asequible. El subway es además de barato muy sencillo de utilizar, y sino el taxi es un dólar el kilómetro más o menos, más las tasas.

 Visitamos además edificios de gran interés arquitectónico como es el edificio Seagram de Mies, el edificio Chrysler de William Van Alen, el Guggenheim de Frank Lloyd Wright, la Ford Fundation de Kevin Roche, el Rockefeller Center un gran símbolo del art decó del arquitecto Raymond Hood o el primer rascacielos de New York, el Flatiron Building; entre muchos otros.

 Si quieres ir a visitar los museos lo mejor es ver con antelación que días puedes entrar gratis. Creo recordar que al Moma entramos un Viernes y el siguiente fuimos al Museo Metropolitano del Arte.

 El viaje nos dejó momentos y situaciones inolvidables como el espectáculo de los New York Yankees, el Fantasma de la Ópera en Broadway, la visita a Chinatown y Little Italy, o la búsqueda de la tienda de Prada de Rem Koolhaas (Where is Prada?).

 Recuerdo en especial uno de los últimos días en el que cruzamos el puente de Brooklyn, y agotados de todo el viaje nos tiramos en el césped viendo anochecer Nueva York a ritmo de Frank Sinatra. Uno de los momentos más auténticos de la expedición.

 Nos perdimos de camino a Williamsburg y acabamos en el barrio judío en Brooklyn. Era un marco extraño, como de otro siglo. Éramos como extraños entre toda esa gente vestida con sus bekishes negros y gorros de los que caían largos tirabuzones a los lados de la cabeza. Parecía que nos habíamos colado en el rodaje de una película en el que de un momento a otro se iba a escuchar “¡Cortén!”. Merece la pena ir a verlo porque impresiona el contraste que hay cruzando el puente de Williamsburg.

 El barrio de Williamsburg… sus calles están repletas de bicicletas de todo tipo y colores y sus paredes se tiñen de mosaicos y pintadas hechas por artistas callejeros, pero no cualquier pintada, recatadas y cuidadas al mínimo detalle, envolviendo al caminante en una onda de optimismo sin igual; a pie de calle se extienden puestos de libros y música de todo tipo, a precios irracionales, donde llamarlos ‘gangas’ se queda corto; las escaleras oxidadas de emergencia, de planta a planta, en edificio si y edificio también, dan un aspecto al lugar inigualable, muy ‘underground’, muy ‘cool’; y es que encontrarse con una enorme caravana con un jardín encima, improvisado bar-restaurante, para tomar un par de copas una tarde cualquiera le gustaría a cualquiera.

 Son muchas cosas las que me dejo en el tintero, pero la experiencia es lo mejor del viaje y eso es algo que hay que vivir. Yo tuve la suerte de vivirla con un buen grupo de amigos que, sin duda, algún día volveremos.

Anuncios

2 Respuestas a “En busca de la Gran Manzana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s