¿Ingeniero o Arquitecto? Eduardo Torroja Miret

Los primeros pasos que significaron una ruptura con el historicismo de las primeras décadas del siglo XX en España, vinieron dados por la llamada generación del 25, cuyo máximo exponente fue el arquitecto Fernando García Mercadal. Con la instauración de la II República en 1931 se creó un clima favorable al desarrollo del racionalismo arquitectónico, intensificándose los contactos con los miembros de la vanguardia europea y la participación en los CIAM (Congresos Internacionales de Arquitectura Moderna, iniciados en 1928).  Aunque si bien de esta época podría hablar de grandes arquitectos  como el propio Mercadal, Sert o Félix Candela, me centraré hoy en la historia de un ingeniero, Eduardo Torroja Miret.

Eduardo Torroj

Torroja fue un ingeniero nacido en 1899, con una preocupación especial por el arte. Fue uno de los primeros que insistió en la idea de que ingeniería y arte debían de ir unidas, no se debían desligar como hasta la época se había hecho. Esta preocupación probablemente viniera dada por la influencia que sobre el ejerció su padre, Eduardo Torroja Caballé, arquitecto con una especial preocupación por la geometría, A pesar de todo esto esto por lo que realmente Torroja (hijo) ha pasado a los anales es por ser uno de los mayores, sino el mayor, conocedor del hormigón en su época, aunque si bien siempre unificando este conocimiento con un componente estético. Pese a su preocupación estética, Torroja comenzó construyendo cajones de cimentación por lo que no podía dar respuesta a esta preocupación. Es en su primer proyecto sobre tierra, el acueducto de Tempul, un proyecto que se podía ver, en él se comienza a ver esa preocupación estética pues incluye un arco entre los dos soportes de los tirantes cuando una traviesa recta habría sido suficiente, y yo me pregunto: ¿No parece un guiño deliberado a la tierra andaluza donde se asienta la obra?

En un libro escrito por J. A. Fernández Ordóñez sobre Torroja se enumeran los “15 mandamientos estéticos de Eduardo Torroja”. Pero para no complicarme y porque no conozco en profundidad todos ellos hoy me gustaría aportar aquí tres de ellas que creo que caracterizan suficientemente su obra, La integración en un única forma, la verdad resistente, y la simplicidad formal y estructural. Hoy en día la sensibilidad estética ha cambiado profundamente. En muchas ocasiones se busca una forma por razones puramente esteticistas, sin tener en cuenta requisitos estructurales, incluso dejando de lado la función. La verdad estructural ha dejado de ser importante, o permanece oculta y hoy se buscan tipologías complejas que permiten conseguir efectos rítmicos que asombren a quienes las contemplan. Con esto no quiero decir que las tendencias estéticas de hoy en día sean mejores o peores que las de antaño, mi único objetivo es el de resaltar las diferencias existentes.

Un ejemplo de lo que acabo de decir es el mercado de Algeciras. La integración de la estructura se da, pues la cúpula constituye a su vez el cerramiento. La simplicidad es acusada, pues solo consta de dos elementos, la copula esférica y las bóvedas esféricas radiales. y por ultimo la verdad estructural es evidente.

En el hipódromo de la Zarzuela es el primer proyecto donde Torroja muestra un preocupación por el ritmo, en un principio se iba a plantear una cubierta plana, pero esta no plantea ritmo alguno, sin embargo con la sustitución de estas por unas láminas cilíndricas consigue dos objetivos de golpe, consigue una cubierta de un espesor mínimo realizada en hormigón gracias a la forma en que trabaja, como un hiperboloide hiperbólico de eje horizontal, y , por supuesto, el ritmo que ansiaba.

A partir de 1936, con el inicio de la Guerra Civil la Producción artísitica de Torroja se redujo, estando un gran periodo, hasta 1953, sin realizar construcciones. Si bien para aquellos que les interese el tema diré que dos grandes obras de este ingeniero se quedaron sin analizar, e invito a conocerlas. Estas son: El frontón de Recoletos en Madrid, y el club Táchira en Caracas, Venezuela. Este último no se llegó a construir.

Espero con este Post haber podido despertar un poco la curiosidad e invitar a leer un poco acerca del Racionalismo en España, mucho más desconocido que el Racionalismo Europeo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s