La decadencia del “Star System”

La arquitectura actual corre el grave riesgo de caer en un simple juego basado en formas excesivamente complicadas e imagenes ficticias generadas por el ordenador. Esta serie de edificios conocidos como “icónicos”, no tienen otro fin que ese gesto sensacionalista y derrochador, causado por los años de bonanza económica y bajo el mandato de ilusos alcaldes que pretendían construir su Guggenheim particular.

Pero estos grandiosos proyectos rara vez funcionan adecuadamente, chocan con el contexto, duplican o triplican sus presupuestos iniciales, por no hablar de la fortuna que luego cuesta su mantenimiento.

Se ha utilizado la arquitectura como una marca para vender un lugar en el mercado global.

En este ambiente de promoción, no sorprende que se haga tanto hincapié en conseguir una imagen seductora y virtual a costa de la realidad construida.

Muchas de estas operaciones constructivas a gran escala no son más que paquetes de inversión internacional. Aportan pocos o ningun indicio de preocupación por las necesidades de la sociedad, aunque luego esté muy de moda colocar unos molinillos para demostrar cuanto se preocupan por el medio ambiente.

En algunos casos, esas arquitecturas exaltan pretenciosamente la imagen del arquitecto, una arquitectura para arquitectos que tiene como principal referente al irresponsable arquitecto español Santiago Calatrava (Ciudad de la Artes de Valencia).


Podría enumerar otros muchos miembros del Star System que se rigen por este principio, y que parece que la palabra Pritzker después de su nombre les permite cualquier tipo de licencia. Personajes como, el en mi opinión sobrevalorado, Peter Einsenmann han manchado la imagen de ciudades legendarias como Santiago de Compostela, que no merecían ser tratadas así.

El famoso efecto Bilbao ha sido una bendición de doble filo para la arquitectura. Parece que basta con construir grandes proyectos a manos de algún Pritzker para garantizar el prestigio. Lamentablemente, muchos de estos arquitectos del Star System, no generan más que una arquitectura de gestos, de complicadas formas, pero vacía de toda preocupación social.

La arquitectura contemporánea ha sufrido una época dorada, con proyectos precipitados y estudios excesivamente grandes que han construido en serie por la vía rápida.

En este sistema la arquitectura pierde el alma y se vulgariza como una forma publicitaria. ¿De verdad seguimos necesitando más parques temáticos o aeropuertos faraónicos?

Pienso que la arquitectura tiene objetivos más serios que perseguir, ya que se debe al servicio de la sociedad y a la cultura a largo plazo, contribuyendo de manera positiva tanto a la ciudad como a la naturaleza.

Finalmente, creo que podemos mirar con optimismo la presente crisis, que está teniendo un efecto positivo en esta concepción de la arquitectura que se estaba dando. Creo que la elección de Wang Shu como Pritzker 2012 da muestra de ello.

Y para nosotros los jóvenes, futuro de la arquitectura, pienso que es necesario una mirada reflexiva sobre lo que se ha hecho y lo que debe hacerse, que la época que hemos vivido no es una decadencia del exceso, sino de la cortedad de miras y la irresponsabilidad.

Puedes seguirme en twitter @XGarciaZ

Anuncios

9 Respuestas a “La decadencia del “Star System”

  1. Muy interesante el articulo. Yo creo que el star-system no va a decaer, ya que muchas veces esas superconstrucciones se amortizan con el turismo y muchas veces las ciudades se ven necesitadas de un icono, que suele ser un edificio… en mi pueblo se esta construyendo una escultura muy extravagante que pretende ser un icono. Es lo mismo pero a otra escala! Habrá que ver el programa entero de salvados! un saludo!

    • Como ya he dicho en el post, no es que no vaya a decaer, sino que ya ha decaído. No creo que la obra de Einsenmann en Santiago, por poner un ejemplo, se pague con el turismo, ya que ni siquiera está terminada, ni se terminará… Pero confío en que está crisis que nos está tocando rescate las ideas básicas de la arquitectura y aparezca una nueva generación de grandes arquitectos.

  2. Buenas a todos, una vez mas un post muy interesante, os lo estais currando!!XD
    En este caso, tachar a Peter Einsenmann como sobrevalorado me parece un poco pasarse, si que es cierto que su arquitectura es muy racionalista, aunque siempre marcada por algunos elementos formalistas que a mi gusto la distorsionan….es capaz de poner un pilar en medio de cualquier sala si con ello consigue dar a la planta un aspecto cuadrado. Pero que esto no os impida ver el gran arquitecto que es. Es cierto que en Santiago la ha liado…..además de manera muy gorda, pero su larga trayectoria le avala.
    Y del tema de Calatrava..mejor ni hablar. Creo que al igual que al resto de escuela españolas, al menos las 5 o 6 que merecemos la pena….jejej! nos une ese rechazo a la irresponsable obra de este arquitecto/ingeniero/lo que sea…saludos!

  3. Pingback: La arquitectura del vino | BlogARQ·

  4. ES MUY NECESARIO INCORPORAR DEBATE ACERCA DE LA TEMÁTICA
    HAY POCOS ESTUDIOS RELACIÓN ARQUITECTURA Y LOS
    CAPITALES QUE IMPULSAN OBRAS…..HAY MILES DE DUDAS
    POR LO MENOS DESDE MI LUGAR DE MIRADA

    CAPITALES QUE IMPULSAN OBRAS MONU

  5. el arte que es la expresión de la creatividad busca una relación con la naturaleza atreves de el siempre de una manera contemplativa en su esencia

  6. en Querétaro, México, tenemos un ejemplo similar, una “ciudad de las artes” ahora llamada centro de congresos, diseñada por un despacho de renombre y que en efecto, solo es un “elefante blanco”. nadie la usa, nadie acude ya que no hay transporte, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s