La campana de Huesca

Tras la muerte  en 1134 de Alfonso I el batallador sin descendencia, heredó el reino de Aragón su hermano, Ramiro II el monje. El hecho de que no hiciera testamento y que su sucesor hubiera pertenecido al clero hizo aflorar ampollas entre los nobles de la corona.

Según cuenta la leyenda al año de llegar Ramiro II al poder comenzó a preocuparse por la desobediencia de sus nobles, que ante el asedio de los reinos de Castilla y de Navarra, intentaban manejarlo a su antojo. El monje que era inexperto en los temas de gobierno decidió mandar un mensajero a pedir consejo  al abad del que fuera su convento.

El mensajero fue y le contó al abad los problemas de Ramiro, y sin mediar palabra este le llevó al huerto y cortó unas coles, aquellas que sobresalían más. A continuación ordenó al mensajero repetir al rey el gesto que había visto. Ramiro entendió el gesto del Abad, e hizo llamar a los principales nobles de la corona para que fueran a Huesca, con la excusa de hacer una campana que resonara en todo el reino. Una vez allí a los rebeldes los hizo entrar de uno en uno en la sala y fue decapitándolos según iban entrando. Una vez muertos, colocó las cabezas en círculo y la del obispo de Huesca, el más rebelde, la colocó en el centro como badajo. Luego dejó entrar a los demás para que escarmentaran.

La historia no se aclara si este relato es cierto o es únicamente una leyenda. Pese a estar considerada durante muchos años como cierta es ahora cuando se empieza a dudar de ella. Sus detractores se amparan en el hecho de que ya Herodoto y Aristoteles en uno de sus libros cuentan  el consejo del abad. Otros cuentan que Ramiro hubo de huir a las montañas huyendo de sus propios nobles, y a los que decapitó fueron algunos nobles que habían asaltado una carreta musulmana en tiempos de tregua.

A pesar de ello a lo largo de la historia a sido un tema recurrente para pintores y artistas. Se han pintado varios cuadros que ilustran la escena, pero aprovecharé esta entrada para dar a conocer el que para mi fue uno de los más grandes pintores del siglo XIX, José Casado del Alisal.

Fue un pintor sobretodo historicista de gran renombre en su epoca, cultivó grandes éxitos con algún cuadro suyo como La Rendición de Bailén (arriba a la izda.) o La Dama con Abanico (arriba a la dcha.) que se exponen en el Museo del Prado.

Anuncios

4 Respuestas a “La campana de Huesca

  1. El obispo de huesca no era el más rebelde, en eso te equivocas… la culpa fue de Ramiro.

    • La verdad que en el tema del obispo me has pillado, pues yo mismo no estaba muy seguro del motivo y me he acabado fiando de lo que se puede encontrar por Internet, desconozco la veracidad de su rebeldía. Pero he de corregirte en cuanto a Alfonso I El Batallador, Nació en el año 1073, se cree que pudo nacer en Hecho (Huesca) y se educó en el Monasterio de San Pedro de Siresa, fue hijo se Sancho Ramirez, rey de Aragón y Navarra, muerto en el año 1094. Por ello te replico y digo que Alfonso I el batallador (1073-1134) es de finales del siglo XI y principios del XII. Te invito a leer sobre él y que conozcas los sitios que he nombrado, tienen un gran interés!

      • Ah! perdona, te referías a Alfonso I de Huesca… Lee acerca de Ramiro, personaje interesante… en artehistoria.com hay mucha información. Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s