Premio a los orígenes

Todo apuntaba a que la gran triunfadora de la noche sería The Artist, la película muda francesa de la que tanto se ha hablado, y no hubo ninguna sorpresa. Se proclamó la gran triunfadora de la 84ª edición de los Oscar 2012. Se llevó cinco estatuillas, las más importantes: Mejor Película, Director(Michel Hazanavicius) y Actor(Jean Dujardin), Mejor banda sonora y Diseño de Vestuario. Además de no haber ninguna película muda que ganara un Oscar desde 1929, es la primera en blanco y negro en imponerse desde la lista de Schindler(1994) y la primera francesa en ganarlo.

Pero no fue The Artist la única triunfadora. La invención de Hugo arrasó en las categorías técnicas: Mejor fotografía, Mejor dirección artística, Mejor edición de sonido, Mejor mezcla de sonido y Mejores efectos visuales en el homenaje de Scorsese a Georges Méliès.

Los grandes derrotados en este certamen han sido Moneyball y War Horse, ambos nominados a 6 Oscar, que finalmente se han ido con las manos vacías.

Por otro lado, en la categoría femenina, el Oscar a la Mejor Actriz ha sido para Meryl Streep, en su impresionante interpretación en La dama de hierro. En cuanto a los premios de reparto, Christopher Plummer se llevó el Oscar al Mejor Actor secundario por Principiantes y Octavia Spencer el primo femenino por Criadas y Señoras. Los premios de guión se repartieron entre Los descendientes de George Clooney y Midnight in Paris de Woody Allen.

Desgraciadamente no hubo ningún Oscar español. Rango le arrebató el Oscar a la Mejor película de animación a Chico y Rita y Ludovic Bource (The Artist) venció a Alberto Iglesias en la categoría de Mejor banda sonora. Y La piel que habito ni siquiera tuvo opción de competir a la Mejor película de habla no inglesa. En este caso, el premio se lo llevó Nader y Simin, una separación, una película de origen iraní, mientras que el documental Undefeated, de Daniel Lindsay y T.J. Martin, se ha impuesto en su categoría por delante de Pina, del célebre Wim Wenders.

Como conclusión, es curioso que las grandes triunfadoras hayan sido aquellas que evocan los orígenes del cine. A menudo pensamos en el cine mudo como algo aburrido, pero es una idea rigurosamente falsa. Claro que había películas malas, pero como las que hay hoy en día, sean o no en 3D. No obstante, La invención de Hugo nos propone acercarnos al cine con la mirada limpia de unos niños, la misma que debieron tener aquellos que asistieron a las primeras proyecciones de los Hermanos Lumiere. Y lo consigue, haciéndonos olvidar que lo que estamos viendo es una fantasía, de que para vivirla nos hemos puesto unas gafas y que hemos tenido que pagar unos buenos euros por ello. Eso, y no otra cosa, es lo que yo entiendo como la magia del cine.

Para los que no las conozcáis, os dejo un trailer de las dos películas triunfadoras de la noche.

The Artist

La invención de Hugo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s